lunes, 24 de octubre de 2016

¿Por qué el Colegio Skinner es conocido como una institución psicológica?


Hace muy poco tiempo, alguien escribió que el Colegio Skinner era conocido como un colegio psicológico y que el ser conocido como tal era realmente un problema para su hijo, que estudiaba en nuestro colegio.
Al ver la preocupación de este padre y de algunos otros que no lo dicen, pero lo piensan, he decidido a escribir este artículo. Lo hago también para aclarar inquietudes y dejar claro cuál es la filosofía del Colegio Skinner, cuáles fueron y son las motivaciones de seguir trabajando desde una visión psicológica y cognitiva con sus estudiantes, cuáles son nuestras metas y objetivos.

Recordemos que el Colegio Skinner se funda en el año 1983, en una época donde la educación escolar estaba centrada exclusivamente en desarrollar habilidades académicas en los alumnos y en lograr una obediencia estricta a las normas de la escuela. Aquellos que no se adaptaban a esta exigencia, estaban condenados al fracaso escolar.

Es en este contexto y a insistencia de un grupo de padres de familia, que tuvimos la idea de fundar el Colegio Skinner. Y lo llamamos así, por el excelente Psicólogo Norteamericano de la Universidad de Harvard: B.F. Skinner, cuyas ideas propugnaban el desarrollo de una educación positiva, centrada en el refuerzo permanente del comportamiento adecuado y el aprendizaje a través de modelos de conducta.

Definitivamente Skinner como colegio, fue fundado por psicólogos, y desde sus inicios se preocupó por aplicar técnicas psicológicas para conseguir que sus estudiantes, logren sus metas y desarrollen una personalidad sólida.

Quizá seamos, un colegio diferente, sí distinto, porque desde su fundación, nuestros objetivos fueron: trabajar el área emocional de nuestros alumnos. Nos enfocamos en fortalecer su autoestima, favorecer sus habilidades sociales, enseñarles a solucionar conflictos, ayudarlos a tener una visión positiva y optimista de la vida, así como lograr que se comuniquen asertivamente, propiciar el trabajo en equipo y la expresión de sus emociones tanto positivas como negativas y que aprendan el auto control de sus impulsos, todo esto bajo un marco fundamental de aprendizaje de los valores humanos.

Pero igualmente no descuidamos el área académica. Nos preocupamos que nuestros alumnos aprendan las materias básicas como matemáticas, comunicación, ciencias, artes, inglés, educación física, entre otras, y actualmente somos fervientes creyentes de que debemos ayudar a nuestros niños a potenciar sus inteligencias múltiples.

Hemos tenido la oportunidad de estudiar en la Universidad de Harvard con Howard Gardner (Inteligencias Múltiples) y con Reuven BarOn (Inteligencia Emocional), grandes estudiosos y científicos del comportamiento humano. Gracias a sus enseñanzas y aportes hemos llegado a comprender y aceptar que vamos por el camino correcto.

Igualmente, recibimos de manera presencial los aportes en Israel del Dr. Reuven Feuerstein, acerca de la importancia de favorecer en los seres humanos el desarrollo de sus Habilidades del Pensamiento y  a través de ello, mediante la infusión de estos procesos cognitivos, se consigue que los estudiantes aprendan a aprender.

Es importante anotar que Skinner es un colegio que trabaja permanentemente en la investigación tanto del área pedagógica como del área psicológica. De igual manera estamos informados de los avances que se dan en nuestra profesión y por ello continuamente nos estamos innovando.

Desde el punto de vista académico, creemos en el constructivismo, en la educación por descubrimiento, en el desarrollo de las habilidades del pensamiento racional y lógico con el objetivo de lograr alumnos flexibles, críticos y creativos. Somos conscientes de que estas habilidades permanecerán con ellos el resto de sus vidas.

Y desde el punto de vista psicológico, trabajamos fehacientemente, en la educación positiva, en desarrollar las inteligencias múltiples, dando especial atención a la Inteligencia Emocional en cada uno de nuestros alumnos, con el objetivo de que conozcan sus emociones y aprendan a expresarlas, de manera adecuada. Esta metodología la hemos denominado CEL (Cognitive Emotional Learning). Se está aplicando en el colegio mediante la infusión de las habilidades de pensamiento y emocionales en la enseñanza - aprendizaje de las materias educativas.

Han pasado los años y las investigaciones en educación y en psicología, nos están dando la razón, al confirmar que el desarrollo cognitivo de los alumnos tiene que ir unido a su desarrollo emocional. Dígase, a lograr su estabilidad psicológica y finalmente ser líderes efectivos, optimistas, creativos y felices.

Cómo no sentir que estamos por buen camino, cuando leo un artículo en el periódico, donde un Gurú de los negocios Rafael Venegas (ex CEO de CITIBANK, Bank Boston y Rímac Seguros), afirma: "Es mejor que la fortaleza sea en el frente de inteligencia emocional (EQ), siendo lo menos aconsejable un CEO con un alto cociente intelectual (IQ), pero con un cociente emocional inexistente o débil". Los grandes CEO de diferentes grandes empresas a nivel global están manifestando que los mejores gerentes y trabajadores son aquellos que tienen desarrollado no sólo la inteligencia cognitiva sino también la inteligencia emocional. Igualmente diversas investigaciones a nivel mundial nos confirman que el 92% de los líderes de negocios creen que las habilidades emocionales y sociales cada vez son más importantes en el ambiente laboral, dato proporcionado por HayGroup. 

Quiero concluir este artículo, confirmando que sí somos un colegio que se preocupa especialmente por el desarrollo psicológico y académico de sus alumnos.  Nos sentimos muy orgullosos de ello, porque lo fundamos con ese objetivo. Luchamos todos los días para lograrlo con cada uno de nuestros alumnos, padres de familia, profesores y personal de nuestra institución, que está comprometida en esta hermosa pero difícil tarea de construir al hombre del mañana. Pues ese es un hombre con valores, con espíritu de superación, con conocimientos académicos afianzados en su estructura de un pensamiento eficaz y crítico, pero sobre todo un hombre seguro de sí mismo y capaz de ser feliz, propiciando la paz y felicidad en los demás.

Muchas Gracias.

Dra. Emperatriz Torres Tasso de Luna
Fundadora del Colegio Skinner
www.skinner.edu.pe

No hay comentarios:

Publicar un comentario